La duda.

Nunca me he sentido cómodo en la ciudad en la que vivo, he hecho todo de mi parte por largarme de aquí pero pareciera que su centro de gravedad me tiene atraído tan fuerte que simplemente no me puedo mover más allá de treinta y cinco kilómetros.  Por todos lados está atravesada de vías de ferrocarril, es tanta la costumbre que ni soy consciente del fastidioso sonido que emite al pasar por la zona urbana; me doy cuenta de ello cada que alguien ajeno a la ciudad menciona que el ruido se oye por cada recoveco.

Alguna vez leí que dónde hay duda no hay amor; a mis treinta años he corroborado dicha línea. Supongo que dudar es parte del proceso de tomar decisiones pero uno en el fondo siempre sabe cuándo es lo correcto y cuándo no. No estoy seguro de muchas cosas en este mundo pero de algo sí, de mi, de lo que soy y de mis inmensas ganas de ser feliz aun si eso implica no estar rodeado de personas, viajes o cosas  materiales que me gustaría tener; sólo yo, es lo hay y eso es suficiente.

            Coldbudy

26102016

Advertisements

About this entry